miércoles, 25 de abril de 2012

El amor que nunca llegará, Carlos Alberto Romero


A veces suspiro de dolor, otras veces suspiro de lamento y en ocasiones hasta llego a delirar hablando con alguien que no existe. Le pido explicaciones, le grito, le suplico que me diga qué fue lo que hice mal, en qué pude fallar, lo zarandeo  pero no consigo absolutamente nada, poco a poco me voy calmando hasta volver a la normalidad del silencio en casa.


  Nunca imaginé que mi vida podría llegar a este punto de carencia de sentimientos hacia cualquier mujer que se pudiera interponer en los rutinarios trayectos de mi vida.

Esta es la historia de Colin, un profesor de literatura que recuerda a su primer amor de la adolescencia, Ashley, a la que no ha podido olvidar. Como todo buen primer amor, es perfecto e insuperable por ningún otro, además de muy intenso. 
Narrado desde el punto de vista de Colin, conoceremos a un adolescente que aspira a terminar sus estudios con el menor esfuerzo posible, para poder trabajar en la carpintería de su padre, y entre tanto, le gusta divertirse con sus amigos. Pero mira por donde encuentra su pasión nada más y nada menos que en la poesía, gracias a su profesor de literatura, nada tradicional en el modo de impartir sus clases. 
Con la entrada en escena de Ashley, encontrará además el amor de su vida, y lo vivirá con toda la inocencia e intensidad de un primer amor y de su edad. 
La narración es un tanto infantil, lo cual está bien al principio, porque se supone que Colin es adolescente, pero  me ha chirriado un poco debido al vocabulario que utiliza en ocasiones, bastante más elaborado de lo que correspondería a un adolescente casi descarriado.
Cita bastantes poemas, y enteros además. En algún momento de la historia me distraían más que otra cosa, pero en otros me parecieron muy acertados. 
Lo  que más me ha gustado ha sido  la sensibilidad que demuestra a la hora de expresar sus sentimientos, sobre todo siendo tanto el protagonista como el autor hombres. No es muy común, o al menos yo no suelo encontrarlo. 

"Una vez que conoces el lado más doloroso del amor, ya dejas de proponerte subir hasta la punta del iceberg de nuevo, ahora quieres estar pisando tierra firme, apreciando lo bonito que se puede ver desde abajo...pero pensando que en el trayecto de subir hasta arriba, hay un riesgo muy alto de caída...".

Me encanta la portada, igual que la contraportada,  pero me ha parecido un fallo que las páginas no estén numeradas.  No puedo deciros cuántas páginas tiene. ----200 páginas, acabo de verlo en la web del autor---Seguramente no me habría dado cuenta, pero al meterlo en aNobii tuve que crear la ficha, porque el libro no estaba, y al pedirme el número de páginas me di cuenta. 

Se lee en un suspiro, y aunque  por una parte me ha resultado una lectura un tanto angustiosa debido a lo mal que lo pasa el protagonista, y lo que sufre, la historia me ha entretenido bastante. 
Te hace sonreir por la ilusión de ese primer amor por la que todos hemos pasado. Sufres con él cuando ve que algo malo sucede, y ves cómo intenta superar la pérdida de ese gran amor. 

Esta es la opera prima del autor, en la que según he podido leer ha adaptado sus sentimientos y vivencias. Os dejo el link a su blog, por queréis ampliar la información. 
 http://elamorquenuncallegara.blogspot.com.es/

16 comentarios:

  1. Interesante eso del punto de vista masculino para hablar de amor. Podría estar bien. Lo tendré en cuenta. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Marilú. Es un punto de vista al que no estoy acostumbrada.
      Besos!

      Eliminar
  2. No lo conocía pero parece interesante, hay algunas cosas que no me convencen mucho como los poemas y la narración infantil pero bueno, podría pasar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo costumbre de leer poesía, así que esas partes me costaban más, pero alguno fue todo un acierto.
      Besos!

      Eliminar
  3. Madre mía Aran... el primer párrafo me ha matado. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Si muchos encontrasen después del paso del tiempo a ese amor tan idealizado, descubrirían que seguramente han estado perdiendo el tiempo idealizándolo, pero bueno, los humanos somos así. Y sí, lo de no numerar las páginas me parece increíble. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Mandarica. Está bien idealizar un poco, yo lo llamo rellenar lagunas:), pero creo que hay que hacerlo en su justa medida, y siendo racional con lo que imaginas.
      Besitos

      Eliminar
  5. Se trata de la primera novela de un autor muy joven. Es autoeditada y de ahí lo de las páginas. Además tiene tintes autobiográficos por lo que el vocabulario infantil será debido principalmente a que contiene muchos pasajes escritos en la adolescencia. Habrá que perdonarle cosillas y animarle a que siga escribiendo jeje.

    ResponderEliminar
  6. Pakiko, el tema de las páginas me pareció curioso, y precisamente eso es fácilmente subsanable en futuras ediciones, que por supuesto espero que tenga.
    Lo que escribo aquí es mi opinión, y mis impresiones. Básicamente aquello que me ha llamado la atención o lo que he podido sentir leyendo, todo bastante subjetivo.
    Ah!, y claro que tiene todo mi ánimo para que siga escribiendo.
    Y yo, seguramente leería algo más suyo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, no me entiendas mal Aran, claro que es tu opinión, no pretendía criticarla, es que es de mi pueblo, pero en lo que llevo leído del libro coincido bastante contigo. Un saludo

      Eliminar
    2. Ostras, pues tú tienes más presión que yo;). Ahora entiendo más tu comentario, te ha salido el instinto protector....jajaja. Ok, estaré atenta pues a tu reseña. Un saludo!

      Eliminar
    3. Y por cierto, tienes un pueblo precioso;)

      Eliminar
  7. Hola a todos !! Como autor de esta novela agradezco enormemente esta crítica. Puntualizar que el tema de la paginación del libro fue un grave error de la imprenta, en la segunda y tercera edición están numeradas. Por lo demás sigo aprendiendo de todo lo que leo y de todo lo que escucho a mi alrededor. Hay varios pasajes que los tenía escritos y guardados desde mi época de instituto y me hacía ilusión plasmarlos sin muchos cambios, me falta mucho para poder crear una novela decente, pero lucharé para ello y no pararé de leer todo lo que pueda y más para seguir formándome en este maravilloso mundo. Un saludo a todos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias por pasarte por mi rincón.
      La paginación era una puntualización de fácil solución. Enhorabuena por esa tercera edición, paginada o no, significa que la leen.
      ¿Así que conservaste escenas que tenías guardadas? Pues ya entiendo lo entrañables y evocadores que eran algunos pasajes.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Te deseo mucha suerte con tu libro. Tengo un blog, te invito a visitarlo http://cristaldebohemia.blogspot.com.es/. Un saludo.

    ResponderEliminar