jueves, 23 de agosto de 2012

Juega sucio, Sandra Brown-




More about Juega sucio
 Acusado de asesinato, condenado por perder un partido a propósito por órdenes de la mafia, Griff Burkett, antigua estrella del equipo de fútbol americano de los Dallas Cowboys, ha pasado cinco años en una cárcel federal. Ahora que es libre, este quarterback fracasado carece de expectativas -y lo que es peor, carece de perdón- en Texas, un Estado obsesionado por el fútbol. Sin embargo, hay alguien dispuesto a pagar millones por los servicios de Griff: el director general de una compañía aérea, Foster Speakman, y su esposa Laura. Su oferta de trabajo es tan provocadora y lucrativa que Griff no puede rechazarla, y lo único que le piden a cambio es que mantenga el trato en absoluto secreto.






Intriga, romance, acción, ¿qué más puedo pedir?.

Griff acaba de salir de prisión tras cumplir cinco años de condena por un delito relacionado con su antigua profesión: Jugador de fútbol americano. Fue condenado por conseguir que perdiera su equipo en el último partido, y por apostar. Pasó de ser un héroe nacional a convertirse en un paria y una decepción para sus seguidores. Arruinado, con la reputación por los suelos y sin saber a qué dedicar su vida, recibe una propuesta de negocio de lo más inverosímil y surrealista.
Sin duda la propuesta es el momento más divertido de la historia, por la extraña petición que le hace el millonario Foster Speakman. Me he decantado por no desvelarla para que disfrutéis del momento si decidís leerlo.
A partir de aquí tenemos a un malo malísimo que acosará a Griff, en forma de policía que buscará la mínima oportunidad para quitarle la libertad condicional, y pondrá en peligro el extraño pacto al que llega con Foster, ya que la única condición es que lo mantenga en secreto.
En cuanto al matrimonio Foster y Laura, me ha llevado de sorpresa en sorpresa, con sentimientos de tristeza, rabia, y ternura. Reconozco que es una mezcla extraña, pero es que en este caso la imaginación de la autora ha conseguido sorprenderme. 
También hay romance, y en este caso no desmerece la trama de intriga. 

En definitiva, es una historia de suspense romántico, de las que me enganchan tanto que, una vez empiezo no puedo parar de leer hasta terminarla. 

12 comentarios:

  1. Hola! por aquí vuelvo asomando el morro jejej

    Parece una historia entretenida, ¿es muy largo? Si es una lectura ligerita seguramente me lo apunte para futuribles.

    Besos!!
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lupa!, me alegro de que estés de vuelta y de que te asomes por aquí!
      Es de una extensión media. En papel y edución de bolsillo serán unas 450 páginas más o menos. Me costó algo más de una tarde poder terminarlo!
      Besos!

      Eliminar
  2. No conocía el libro pero tiene muy buena pinta, a mí también me encantan estas novelas que una vez empiezas ya no las puedes soltar así que me la anoto
    besos

    ResponderEliminar
  3. Ay sí, Tatty, es una gozada cuando te engancha una historia. Ya contarás qué te parece.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Este parece uno de esos libros que podrían gustarme. Me lo apunto! Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí te gustaría Mandarica. Un besazo!

      Eliminar
  5. Esta suena muy bien, intriga, ahora me ha dado pro este tipo de libros. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces creo que te gustará Marilú! Un beso!

      Eliminar
  6. Tienen muy buena pinta, pero es que de éste género tengo mucho pendiente todavía...ya veré...Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que nos falta tiempo por todos lados Meg! Un beso!!

      Eliminar
  7. Tiene buena pinta, me has dejado con curiosidad de descubrir el pacto. Por cierto, aunque se parezcan en el balón, rugby y fútbol americano no tienen nada que ver jejejeje. Mucho más noble y clásico el rugby
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tienes toda la razón Pakiko. Como habrás notado, lo mío no son los deportes. Corrijo ya mismo!!
      Besos

      Eliminar