martes, 26 de junio de 2012

Shadow of the Titanic, Andrew Wilson



In the early morning hours of April 15, 1912, the icy waters of the North Atlantic reverberated with the desperate screams of more than 1,500 men, women, and children—passengers of the once majestic liner Titanic. Then, as the ship sank to the ocean floor and the passengers slowly died from hypothermia, an even more awful silence settled over the sea. The sights and sounds of that night would haunt each of the vessel’s 705 survivors for the rest of their days.
Although we think we know the story of Titanic—the famously luxurious and supposedly unsinkable ship that struck an iceberg on its maiden voyage from Britain to America—very little has been written about what happened to the survivors after the tragedy. How did they cope in the aftermath of this horrific event? How did they come to remember that night, a disaster that has been likened to the destruction of a small town?



Este libro además de contar la historia del hundimiento a traves de los testimonios de los supervivientes, nos permite conocer cómo fueron sus vidas. Qué ocurrió con algunas de las 705 personas que sobrevivieron al naufragio, y cómo recuerdan la noche del hundimiento.
Y, salvo algunas excepciones, debo decir que me ha impresionado lo desgraciados que fueron la mayoría.
Parece lógico pensar que eres afortunado por sobrevivir a una catástrofe así, pero en este caso el modo en el que sobrevivieron marcó a muchos el resto de sus vidas.
En el caso de los que subieron a los primeros botes salvavidas el problema estuvo en que no imaginaban siquiera que el barco se estaba hundiendo. De hecho, muchos eran reacios, o más bien reacias, a subir a los botes. Les parecían demasiado frágiles.
La mayoría de los que subieron eran mujeres y niños, quienes dos horas después tuvieron que enfrentarse al shock de ver materializarse el hundimiento, y empezar a oir los gritos de los que estaban en el agua pidiendo ayuda. 
Los últimos ya lo sabían claro, y además estaban más cerca de la "marea" de supervivientes que murió en las frías aguas del Atlántico.
Si en algo están de acuerdo todos los testimonios es en los gritos que oyeron de los que estaban en el agua. Muchos aseguraron no dejar de oirlos nunca.
Me impresionó especialmente el  testimonio de una niña que dijo que le pareció más horrible el silencio, la oscuridad y el frío que siguieron al hundimiento.
La historia de cada personaje empieza presentándolo, diciendo su nombre, la edad que tenía cuando sobrevivió y el tipo de pasaje que llevaba, (si era de primera, segunda o tercera clase).
En las páginas centrales vienen las fotografías de algunos de los supervivientes que aparecen en el libro, con un pie de foto resumiendo su historia.

Está en inglés, y con él he matado dos pájaros de un tiro, leer algo en inglés y leer algo de historia.
Es una lectura muchas veces angustiosa. Me pareció una verdadera lástima leer en más de una ocasión cómo los supervivientes afirmaban que,  pese a que sus cuerpos  sobrevivieron al naufragio, sus mentes se hundieron junto con el barco. 

Y mira por dónde, mi querida Mandarica, sabiendo lo que me apasiona el tema, me recomendó justo mientras estaba leyéndolo  un mini relato que os invito yo ahora a leer. El blog se llama No encontrarás a otr@ como yo. Por cierto, tiene unos relatos que realiza a partir de nombres de grupos absurdos de Facebook muy divertidos. Y más historias que tengo intención de ver con una calma que no he tenido durante la semana.



Me despido con un video de bestias, lo titularía "Pressing cats".


video


2 comentarios:

  1. Pues me llama mucho el libro, pero en inglés no podría leerlo, mi nivel haría que me desesperara antes, jeje. Genial el video de las bestias, me encantan!! Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me cuesta al principio. Leo más diccionario que páginas del libro;) Pero en cuanto leo unas cuantas páginas me cojo bastante bien.
      ¿Has visto mis fieras?...Son muy peligrosos.....jajaja.
      Un besote

      Eliminar